V Trial de Casillas (Memorial Pepi) SUSPENDIDO


Según nos comunica Vanessa Garrido desde su Facebook, parece ser que las autoridades les han denegado los permisos medioambientales necesarios para disputar la carrera prevista para el próximo domingo día 23 de Abril. Las causas parecen ser de orden administrativo, es decir: en el desarrollo de la prueba se observa un inconveniente del tipo que sea, ergo lamentamos comunicarles que no nos es posible autorizar su disputa, de modo que a presentar las correcciones necesarias - si es que son posibles -, reiniciando plazos y tiempos, de modo que - con un poco de suerte - desisten (como es el caso, por imposiblidad material de plazos) y no nos vuelven a tocar las criadillas con eso del deporte, que estamos muy ocupados mirando el planning de las vacaciones.

En opinión de quien suscribe, a lo largo de la ya considerable trayectoria de don Francisco González y sus diferentes Juntas Directivas a la cabeza de nuestra Federación territorial, queda un vacío que va precisamente en este sentido; y creo que es hora de exigir un cambio de actitud que vaya más allá de - in extremis - intentar parchear estas verdaderas cagadas recurriendo a algún implicado, conocido, compañero de mus o lo que sea interesado en la causa.

Tenemos en contra no solo toda una legislación criminilacidaora, sobredimiensionada y autocomplaciente hasta la náusea, en lugar de reguladora; sino sobretodo una operativa de licitación cuya dinámica resulta más propia de un soviet que de un país tecnológica y costosamente modernizado, al parecer, para beneficio exclusivo de nuestros ínclitos funcionarios, pero nunca en beneficio del ciudadano a quien deberían de servir. Entradito ya el siglo XXI, un plazo de un mes, tres meses incluso 4, es un periodo completamente injustificable para que la administración resuelva la solicitud de una competición deportiva. Creo que ni cuando los funcionarios se comunicaban unos con otros mediante correos a caballo y sobres lacrados, se procuraban tales plazos. Y también digo, que hace tiempo que es necesario 'estimular' adecuadamente a la administración no ya para que se racionalice la ley, sino - por lo menos - la operativa de aplicación.

Habida cuenta que nuestras inquietudes deportivas no son - en absoluto - las de la administración obstaculizadora-recaudadora, afirmo que es ya imprescindible constituir una comisión federativa que entienda del asunto y establezca un canal de comunicación con la administración, con el objeto de poner un poco de tino, razón y coherencia a los trámites necesarios para que los ciudadanos, esos tributarios administrados, puedan ejercer su derecho al deporte, mientras conservemos esa molesta condición de estado de derecho.

Personalmente promuevo y animo a nuestros respectivos delegados de las especialidades motociclistas afectadas, a instar a la junta directiva de nuestra federación a ponerse serios con el asunto, de una p.ta vez, y perdón por lo de 'ponerse serios', pero o nos ponemos ya las pilas o palmamos de inanición.

Cuando de lo que hablamos es ya de un verdadero obstáculo para que un ciudadano ejerza sus derechos, avispero o no, hay que sacudirle con la palma de la mano abierta; pues nos va a dar lo mismo morir asfixiados por el ostracismo administrativo, que por la actitud timorata de nuestros representantes. Un servidor lo ve así.